Claves para disfrutar de un vuelo largo

Te presentamos las mejores claves para sobrevivir a los vuelos largos, donde cada detalle tiene su importancia, desde lo que haces hasta lo que llevas puesto.

  • Reserva un buen asiento. Lo cual depende de lo que estés buscando, si quieres más espacio para las piernas, opta por las salidas de emergencia o los asientos de pasillo; si necesitas tranquilidad no elijas los que están cerca del personal de vuelo o de los baños.

 

  • Usa ropa cómoda. En los aviones suele hacer bastante frío, así que procura vestirte en varias capas para que puedas adaptarte a los cambios de temperatura. Es importante que selecciones un calzado que no te apriete, ya que los pies suelen hincharse en los vuelos de muchas horas de duración.

 

  • Ve preparado. No está de más llevar tu propia manta, almohada de viajes, al igual que un antifaz, te ayudara a conciliar el sueño,  Algunos artículos de higiene básicos como el cepillo de dientes y la pasta dental en tamaño adecuado para equipaje de mano te harán sentir más fresco cuando pasas tanto tiempo en un avión.

 

  • Muévete Es muy importante que no te quedes todo el tiempo sentado, levántate periódicamente (cada hora, si es posible) para prevenir el denominado “síndrome de la clase turista” que consiste en la aparición de trombosis venosas por inmovilidad mantenida. Estira un poco las piernas, la espalda y los dedos de los pies. Evita pastillas para dormir que no hayas usado y de las que desconozcas sus efectos secundarios.

 

  • Hidrátate mucho. La piel luce agotada por los viajes largos con aire acondicionado. Por ello, lo mejor es que bebas agua antes y durante el vuelo, refresca tu piel con toallitas húmedas, crema hidratante, evita el té, el café y el alcohol.

 

  • Haz nuevos amigos. Los vuelos son momentos ideales para conocer gente interesante. Anímate a conversar con quien se sienta al lado y te sentirás mucho más cómodo en un viaje tan largo.

 

  • Diviértete. Muchas aerolíneas que realizan vuelos largos cuentan con entretenimiento a bordo gracias a pantallas individuales frente a tu asiento en las que puedes elegir entre películas, series, juegos o música. Importante llevar algo para que las horas pasen de forma divertida como un libro, un reproductor de música, alguna videoconsola portátil o dispositivo electrónico bien cargado.

 

  • Relájate. Un destino fascinante te está esperando, así que disfruta, deja a un lado los afanes y no te estreses ni a la hora de abordar ni a la llegada, vivir un vuelo tranquilo desde el comienzo te hará pasarlo mucho mejor.

(Foto: www.teinteresa.es)

Los comentarios están cerrados.